Patatas fritas de colores

Bien! Por fin llega el fin de semana y los amigos que se pasan por casa para ver el partido -creo que es por comer las patatas fritas de colores ;))))- así que mientras estamos esperando el partido de fútbol vamos abriendo cervezas frescas y haciendo las tapas de patatas fritas de colores: verdes, rojas, naranjas y amarillas…uhmmmm que buenas! Son fáciles de hacer, sin usar harinas y sin colorantes artificiales. Los colores se hacen con ingredientes totalmente naturales y quedan riquísimas, ¿cómo? ¡pues aquí te lo explico paso a paso!

Ingredientes:

  • 3 patatas de tamaño grande
  • 1 boniato
  • pimienta
  • pimentón picante o dulce (al gusto)
  • cúrcuma (opcional)
  • alga espirulina en polvo
  • remolacha natural
  • agua
  • aceite
  • sal marina y sal negra de himalaya

Preparación:

  1. Para las patatas fritas de color amarillo: pelar una de las patatas y cortarla al gusto para freír. Freírlas en una sartén con aceite muy caliente, añadir sal marina y pimienta (añadir una pizca de cúrcuma, muy poquita, en caso de que la patata sea muy blanca). Cuando estén bien tostadas, retirar con una espumadera y dejarlas en un plato con papel de cocina para que absorba el aceite sobrante.
  2. Para las patatas fritas de color naranjas: pelar el boniato y cortarlo al gusto para freír. Freír el boniato en una sartén con aceite muy caliente y añadir sal negra de himalaya y pimentón picante o dulce. Freír hasta que esté tostado y retirar con una espumadera en un plato con papel de cocina pata que absorba el aceite sobrante.
  3. Para las patatas fritas de color rojo: cocer al remolacha con un poco de agua en un cazo y añadir la patata cortada al gusto para freír y dejar cocer. Cuando hayan pasado unos 15 minutos, retirar con una espumadera las patatas y batir con la batidora la remolacha con su agua. Mezclar las patatas con el triturado de remolacha en un plato hondo y dejar enfriar unos 20 minutos. Colar en un colador, pasar un poco de agua para quitar los restos de remolacha y freír en una sartén con aceite muy caliente con un poco de sal negra de himalaya y pimienta negra molida. Cuando estén tostadas, retirar las patatas con una espumadera y reservar en un plato hondo con papel de cocina para que absorba el aceite sobrante.
  4. Para las patatas fritas de color verde: en un cazo poner un poco de agua, lo justo para que cubra las patatas, con 1 cucharada sopera de espirulina en polvo. Añadir las patatas y dejar hervir durante 15 minutos. Cuando esté, retirar del fuego y colar en un colador. Freír las patatas en una sartén con aceite muy caliente y añadir sal negra de himalaya -y pimienta negra molida opcional). Cuando estén tostadas, retirar con una espumadera y reservar en un plato hondo con papel de cocina para que absorba el aceite sobrante.
  5.  Decorar al gusto, en un mismo plato, mezcladas o por separado y con alguna salsa o mahonesa vegetal.

Sugerencias parta esta receta vegetariana de tapa de patatas fritas de colores: se puede usar cualquier especia para aliñar o sazonar las patatas. Yo uso la sal negra de himalaya para potenciar sabores y que las patatas no sepan a remolacha o espirulina.

Resumen de la receta
Nombre
Patatas fritas de colores
Publicada
Tiempo de preparación
Tiempo de cocinado
Tiempo total
Valoración media
no rating Based on 0 Review(s)
Esta entrada fue publicada en Recetas, Tapas y etiquetada como , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.